¿Quieres saber qué es el bruxismo, sus causas, síntomas y tratamiento?, estás en el lugar correcto.

Te ayudamos a conocer más detalles sobre esta afección desconocida por muchos frecuentemente.

El bruxismo hace referencia a la acción involuntaria de apretar o rechinar los dientes cuando no se está masticando, deslizando la arcada superior con la inferior. Se considera como una acción involuntaria porque a menudo, la persona que padece de bruxismo no es consciente de que lo hace.

En Clínica Dental Pino Montano te ayudamos a solucionar tu problema de bruxismo, con su revisión y aplicando su necesaria férula de descarga como tratamiento.

¿Buscas una Clinica Dental en Pino Montano? Te ofrecemos todos los servicios para el cuidado de tu boca y revisión dental rutinaria.  ¡Consúltanos!

Causas del bruxismo y consecuencias

Una de las principales causas del bruxismo es el nerviosismo continuado, o lo que comúnmente conocemos como estrés. Dependiendo del grado de estrés que sufra el paciente, puede ser más o menos doloroso.

Otros desencadenantes son una postura incorrecta, malos hábitos como una mala alimentación o la estructura de tu boca.

El bruxismo puede llegar a producir un constante e intenso dolor de cabezadesgaste de los dientes o incluso insomnio. Pueden generar también casos de ansiedad o estrés elevado. El dolor de oído es otra de las consecuencias de un rechinamiento sin tratar.

Según el Colegio Oficial de Dentistas en Sevilla, alrededor de siete de cada diez personas, sufren esta común patología , entre los que la principal causa se encuentra el estrés del día a día.

Síntomas más comunes del bruxismo

Dolores musculares

Debido a la tensión constante a la que hemos estado sometiendo nuestros músculos, además de dolores en las articulaciones, puedes sufrir una sensación de cansancio extremo,

Los dolores musculares por bruxismo durante el sueño se sienten sobre todo por la mañana tras una noche de rechinamiento de dientes de forma inconsciente.

Con un dolor molesto e intenso, la mandíbula es la que más sufre, y debemos tener cuidado con ello.

Intensos dolores de cabeza

Las llamadas cefaleas aparecen tras apretar con fuerza los dientes, además puede provocar dolor de oídos, o la limitación de ciertos movimientos de la mandíbula al masticar o problemas de mordida.

Insomnio

El movimiento constante de la mandíbula y el bruxismo nocturno que hemos hablado puede hacer que sea muy complicado conciliar el sueño. La calidad del sueño empeora, y al día siguiente, junto con los dolores musculares y de cabeza pueden convertirse en un verdadero problema diario.

Dientes desgastados 

Apretar constantemente los dientes o rechinarlos hacen que empeore la calidad del diente y el esmalte se desgaste. Este desgaste puede empeorar provocando el el paciente el aumento de la sensibilidad dental.

Los dientes desgastados por bruxismo se pueden corregir con nuestros servicios de ortodoncia  y estética dental en Sevilla.

Ansiedad

El estrés y la ansiedad están muy ligados con el bruxismo, son una de las principales causas de este apretón de los dientes.

Si no se trata puede derivar en problemas de ansiedad mayores que necesitarán tratarse con sesiones de terapia psicológica.

Las técnicas de relajación son muy recomendables para reducir sus efectos en la salud mental. Respira hondo y aprende a controlar el estrés.

Tratamiento para el bruxismo

¿Quieres saber como tratar el bruxismo? El principal tratamiento consta de colocar al paciente la llamada férula de descarga transparente, que actúan como una solución temporal.

También puede tratarse con tratamiento farmacológico, fisioterapia o sesiones de psicoterapia. Otra opción es que uno de nuestros especialistas valore la implantación de ortodoncia para corregir tu mordida. Si quieres más información, acude a tu dentista en Sevilla en Clínica Dental Pino Montano.

Además del tratamiento directo, te damos una serie de consejos para aliviar sus síntomas y disminuir las molestias que causa:

  • Aplicar frío o calor en la mandíbula para relajar los músculos.
  • Evitar alimentos difíciles de masticar.
  • Reducir el estrés al mínimo con técnicas de relajación.
  • Intentar dormir las horas recomendadas para asegurar el descanso.
  • Acostumbrarse a relajar los músculos faciales.
  • Realizar ejercicios de fisioterapia para relajar los músculos del cuello y también las articulaciones.
  • Beber mucha agua.