La salud de los niños es una de las mayores preocupaciones y prioridades de los padres. La salud bucal es una de ellas debido a que hay que realizar un seguimiento y un cuidado especial. Por ello se plantean muchas preguntas y dudas que hay que saber responder, como por ejemplo ¿A qué edad se lleva a los niños al dentista? ¡Hoy te resolvemos todas las dudas aquí mismo!

La visita de los niños al dentista por primera vez puede extrañarles o incluso darles miedo, pero ayuda a controlar la posición de los dientes, la mordedura, la alineación y la caída de los “de leche”. Aproximadamente a los 6 meses de edad empiezan a erupcionar los dientes y continúan hasta los 3 años más o menos. Esto suele provocar molestias o dolores en las encías de los niños, lo que puede conllevar situaciones irritables y por eso es aconsejable visitar al odontólogo.

El cuidado buco dental temprano previene problemas futurospor ello,

saber cuándo acudir al dentista es primordial para tus hijos.

La higiene bucal es fundamental desde el principio. Desde que son bebés es importante mantener sus encías limpias aplicando gasitas húmedas o cepillos especiales para dicha acción. Cuando sale el primer diente ya se debe aplicar un cepillo concreto y acudir al dentista para asegurarnos de que todo vaya bien.

¿Cuándo llevar a los niños al dentista por primera vez?

Se recomienda visitar al odontólogo entre los primeros 6 meses y el año de edad, ahí es cuando comienzan a nacer los dientes “de leche”. Esa primera revisión será para asegurar que los dientes estén sanos y para explicarnos cómo cuidarlos debido a que hay que controlar que la dentición erupcione correctamente a la edad del niño. También esa primera visita es buena para comenzar el acercamiento con el dentista y con el ambiente odontológico.

La primera visita al dentista es primordial, debe realizarla un dentista infantil y debe ser una visita agradable e incluso entretenida, para que no les cojan miedo a ir. Tenemos que conseguir que el niño tenga una actitud positiva a la hora de ir. Hay que volver con regularidad debido al rápido crecimiento  y constante de los dientes de los niños.

Los niños suelen tener miedo a esta primera visita al dentista, por ello los padres debemos explicarles y tranquilizarlos antes de ir al dentista. Hay que trasladarles seguridad para ayudarlos a que se sientan bien y para conseguir que no les de miedo ir al dentista.

 

¿Cómo evitar que a los niños les de miedo ir al dentista?

  • Debemos acompañarlos las primeras veces de su visitas para que sea una situación familiar y de confianza.

  • Tenemos que hablar de forma positiva del dentista y de la higiene bucal.
  • No podemos hacer comentarios negativos sobre el dentista, y menos delante del niño.

  • Deberíamos convertir la salud bucodental y el cepillado de dientes en una actividad entretenida.

  • Tenemos que dar ejemplo y que ellos mismos vean que la higiene bucal es un hábito común y diario.

¿Cuándo deben volver los niños al dentista

tras su primera revisión?

Una vez el niño haya asistido a su primera revisión, deberá volver cada 6 meses para asegurar que no haya caries u otros problemas más graves (aunque esto dependerá de la salud bucal de cada niño). Estas visitas al dentista son más frecuentes en los niños debido a que todavía su técnica de cepillado no está del todo desarrollada por su edad. También es bueno acudir regularmente al odontólogo para crearle confianza al niño y que cada vez se sienta más cómodo. Así podremos controlar mejor el desarrollo de los dientes, y si en algún caso hay problemas, resolverlos con mayor facilidad y rapidez.

Entre los 2 o 3 años de vida, los niños ya tienen todos los dientes erupcionados, en ese momento es fundamental ir al dentista de nuevo para solucionar o prevenir cualquier inconveniente. Durante esta revisión el dentista examinará todos los dientes para prevenir caries o detectarlas, determinar si dichos dientes se están desarrollando correctamente y para prevenir problemas en la mandíbula o en la mordida del niño. También evaluará aspectos o prácticas de higiene oral como empujar la lengua, chuparse el dedo, chuparse los labios, etc. debido a que esto puede afectar al desarrollo bucal negativamente.

¿Cómo llevar una correcta higiene bucal dentro de casa?

A pesar de acudir al dentista cada varios meses, los niños deben tener en casa un cuidado especial a la vez que una dieta equilibrada, sin exceso de azúcares. Deben lavarse los dientes tras cada comida y tener una duración del cepillado aproximada de 2- 3 minutos.

Desde los 6 meses el cepillado deberá realizarse mínimo 3 veces al día con muy poquita cantidad de pasta de dientes. A partir de los 3 años la pasta dentífrica aplicada al cepillo aumentará al tamaño de un guisante. Y por último desde los 6 años hasta la edad adulta ya se aplica el tamaño de un garbanzo aproximadamente.

Los niños deben acostumbrarse a ir al dentista lo antes posible y crear hábitos dentales. Cuidar de su salud e higiene buco dental es esencial a esas edades y depende de nosotros. Transmitir una idea positiva del dentista, darles seguridad y enseñarles una correcta higiene dental son varios consejos que ayudarán a los niños a no cogerle miedo a ir al dentista.

Otros entradas que podrían interesarte: 

Cómo lavarnos correctamente los dientes frente al coronavirus.